Hola, rey.



Si, Lucas es mi oso de peluche. Y tiene mucho más corazón que la mayoría de hombres que me rodean.

Tener miedo. Temer que todo acabe, que nada sea igual de un día para otro. Que, sin esperarlo, llegue ese final que intento evitar, y no poder hacer nada para remediarlo. Porque es imposible volver atrás, retroceder en el tiempo y pararlo para que nada cambie. Pero, quiera o no, sé que ese día llegará, y no sabré qué hacer. Entonces iré al único sitio en el que puedo ser yo misma: mi cuarto. Y abrazaré a Lucas, con todas mis fuerzas. Él, sin siquiera poder hablar, ha sido el único que se ha tragado mis lágrimas desde hace años. Y lloraré, como toda cobarde. Pero una cosa estará clara, y es que habré hecho hasta lo imposible por lo nuestro. Porque cuando veo una sola posibilidad de conseguir algo que quiero, lucho con todas mis fuerzas por ello, aunque la mayoría de las veces me choque contra una pared y no consiga ni lo más mínimo. Prometí que perseguiría todos y cada uno de mis sueños. Lo que no tengo claro es si tú sigues siendo uno de ellos. No sé si debo continuar por el camino que he seguido hasta ahora, o cambiar el rumbo, buscar otra meta. Porque está claro que no soy perfecta, y menos para esta sociedad. No soy rubia, ni tengo los ojos azules, ni ese 90 60 90 que todos buscan. No soy una Barbie. Pero tampoco estoy buscando un príncipe. Sólo a un chico que me haga sentir como a una princesa.

2 comentarios:

hallwrites ♥ dijo...

Hola! He visto tu Blog y es sencillamente genial

Te sigo, ¿Devuelves?.

Besitos! ♥

Yago Richelly dijo...

How beautiful your blog!

Loved the text!

visit my blog .. is men's fashion, I hope you enjoy!

www.taonic.com.br

XX