+ ¿Me quieres?

- Mucho.

+ ¿De verdad?

- Pues claro.

+ Bésame.

- No puedo.

+ ¿Por qué? Hay otra, ¿verdad?

- No, amor, no hay otra.


Se cogen de la mano, pasean juntos, no cruzan una sola palabra. Eso sí, miles de miradas.


+ ¿Qué te pasa, amor?

- Que te amo.

+ Si tanto me amas como dices, ¿por qué no me quieres besar?

- No es que no quiera, es que no puedo.

+ Pues, si no lo haces tú, lo haré yo. 


Ella se acercó a él, y le besó como nadie le había besado antes. Se miraron, durante segundos, minutos, horas.


- No podía besarte, porque sabía que pasaría esto.

+ ¿El qué?

- Que maldeciría al universo por no hacer que se parase el tiempo en este preciso momento.


3 comentarios:

.*GirL..*. dijo...

Dios!!Qé Bonito!!! <3 me encaanta!! =) Precioso

Jass dijo...

Hermoso *.*

Carlota dijo...

me encanta, pasate por nuestro blog.
http://vivanlosidiotasquenoshacenreir.blogspot.com/ siguenos si quieres, somos nuevas, besitoos