No seas alguien que no eres tú.


Y, quizá sea verdad que todo aquello que sucedió en la infancia tiene algo que ver con el presente, con tu forma de ser hoy, con tu manera de comportarte frente a los demás.
¿Un trauma de la infancia? Te puede marcar de por vida, hacer que te sientas inferior en ciertas ocasiones; puede reprimirte a la hora de ser tú misma, de comportarte tal y como eres ante la realidad del ahora. ¿Tienes miedo? Psch, ¿miedo? ¿A qué? Sí, miedo. Miedo a que te rechacen, miedo a que los demás vean una faceta tuya que no es la real, miedo a que no se molesten en conocer quién eres realmente, miedo a no gustar, miedo a cambiar inconscientemente sólo para agradar a otros. ¿Y si lo que te pasa es que estás triste? Sí, triste. Triste porque no te gustas, porque no eres como te gustaría, por ser tan sumamente tonta, que no te das cuenta de que no tienes que ser como los demás quieren que seas. Y, ¿sabes qué? Que esta es la triste y asquerosa realidad, que hay personas en el mundo que no piensan en nadie, sólo en ellas mismas, y les importa una mierda herir o no a otras personas. Pero, yo te digo algo. Mira hacia adelante, no te pares a recordar viejos traumas, problemas que hayas tenido, situaciones tristes.. mira SIEMPRE hacia adelante, porque es el futuro lo que te espera, con el pasado no hay nada que hacer. Y sé tú misma, no dejes que nadie te cambie, absolutamente nadie. Estoy completamente segura de que hay alguien importante en tu vida, que te quiere, aunque sólo sea una persona. ¿No te hace sentir feliz, cuando se preocupa por ti, cuando te dice que te quiere, cuando te saluda con una sonrisa? Seguro que sí, seguro que te llena, que te inunda de felicidad ver que una persona que realmente te conoce te quiere. Vive la vida, porque no es precisamente larga, y sé feliz, todo lo que puedas, para que cuando seas ancianita, recuerdes todas esas risas, todas esas fotos, todas esas fiestas.. y no te arrepientas de nada, sobre todo, de no haber hecho lo que querías en ese preciso momento, siempre lo digo. Tira todas esas barreras que te impiden ser tú, y písalas, sonríe, mírate al espejo y di: CONFÍO EN MÍ. ¿Que por qué? Porque la verdadera felicidad es la ausencia de miedo.

3 comentarios:

Crazy for little things dijo...

Me gustan estas curas de positivismo y eliminación de dudadas existenciales, que todo el mundo tiene alguna vez, si tienen algo de humildad en su corazón. Somos diferentes con lo bueno y con lo malo,pero que eres tú, con tú estilo retro, desaliñado, peripuesto o colorido, con un caracter alegre, pero cabezona, y otras veces irritante... Pero eres tú, y por eso tienes gente que te quiere sinceramente.

♀freakygirly★★ dijo...

totalmente cierto, todo tiene que ver con la infancia o mas bien con lo q te rodea con el ambiente que vives ed q pqueño y con la forma n q te educan tus padres, y eso te lo digo pq lo he notado en muchas personas y en mi misma, siempre reflejamos parte dee nuestra infancia y ps yo creo q si hay partes con malos recuerdos y momentos hay q intentar superarlos a como sea, hay q intentar ser mejor dia a dia sin perder nuestra esencia.
besos es hermoso tu blog

Anónimo dijo...

de verdad que esto...no hay palabras para describirlo, muchas gracias de verdad y gracias a todos los que escribis estas cosas porque de verdad que ayudan un montón y animan muchísimo. Es precioso tu blog :)