.

Si ya no estás duele recordar.

¿Sabes lo que te pasa?, no tienes valor, tienes miedo. Miedo de enfrentarte contigo misma y decir está bien, la vida es una realidad, las personas se pertenecen las unas a las otras porque es la única forma de conseguir la verdadera felicidad. Tú te consideras un espíritu libre, un ser salvaje y te asusta la idea de que alguien pueda meterte en una jaula. Bueno nena, ya estás en una jaula, tú misma la has construido y en ella seguirás vayas a donde vayas, porque no importa donde huyas, siempre acabarás tropezando contigo misma.

¿Cómo voy a librarme de este escudo que yo misma me he creado? Creo que lo primero es hacer desaparecer el miedo. ¿Miedo? No sabría definirlo, cada miedo es una persona, y cada persona es diferente. Hay miles de miedos. El miedo es como la familia, que todo el mundo tiene una, pero, aunque se parezcan, los miedos son tan personales y diferentes como pueden serlo todas las familias del mundo. Hay miedos tan simples como desnudarse ante un extraño, miedos con los que uno aprende a ir conviviendo. Hay miedos hechos de inseguridades, miedo a quedarnos atrás, miedo a no ser lo que soñamos, a no dar la talla, miedo a que nadie entienda lo que queremos ser. Yo lo siento en el estomago y una extraña sensación de frío me invade, empiezo a temblar. Entonces llega él, lo nota y me arropa. Invade cada uno de mis sentidos, con su belleza, ya sea exterior o interior; con su aroma; sus palabras bonitas, delicadas, dulces…; sus caricias. Entonces pienso: "Mantén los pies en el suelo, no a tres metros sobre el cielo... Cuánto más arriba se sube, más daño se hace uno al caer". Y una vez mas por miedo a caer… huyo. No vengo a hablaros de amor, sino de miedo, con lo segundo no existe lo primero.


"Podría inventarme mi historia y dejar un buen sabor de boca, pero todos sabríais que estoy mintiendo". En la vida real nada es fácil, es mejor hacer las cosas de forma difícil, la ley de Murphy, siempre se cumple. Pero esto es solo el principio de mi historia.

2 comentarios:

Corazon de mimbre. dijo...

Guau Patri, tus textos me encantan sinceramente, pasate por mi chismarraco haber qu et aprecen los míos porfas:)
Un besillo:)

Patricia dijo...

Gracias guapa :D
Ahora mismito me paso, muá! <3