Lucharé solo por quien luche por mí.


Sí, lo he decidido. Solamente lucharé por quien luche por mí. Es una tontería, en mi opinión, luchar por alguien que no lucha por ti. No sé, yo creo que alguien que no lucha por ti es porque no le importas, o eso es, al menos, lo primero que me pasa por la cabeza.

Como ya sabréis, me gusta comparar la vida con cosas. Hoy quiero compararla con un chiste. Sí, sí. ¿Nunca habéis oído eso de que la vida es un chiste? Bueno, pues yo tengo una teoría. Cuando oímos la palabra chiste, nos viene a la cabeza algo gracioso, divertido (como con los chistes buenos), pero nunca nos viene a la cabeza la tristeza, o el odio (como con algunos chistes malos). Y eso no está bien. No quiero decir que no haya que pensar en positivo, para nada quiero decir eso, sino que no puedes pensar que todo es bueno, porque en algún momento llegan las cosas malas, y será entonces cuando te estanques y no sepas qué hacer.

CHISTE BUENO

La felicidad, la alegría, la diversión, las risas, el amor… Hay infinidad de sentimientos positivos. Todos y cada uno de estos sentimientos son los que nos llenan día a día. ¿La felicidad? Está bien, ¿no? ¿Qué haríamos sin ella? Todo sería horrible. El amor. El amor es uno de los sentimientos más… famosos o populares, podríamos decir, ¿no creéis? Y si no, decidle a alguien que os diga un sentimiento positivo; casi siempre os dirán el amor. ¿Por qué? Porque es lo que todo el mundo desea: el que lo tiene, le gusta tenerlo y disfrutarlo, y el que no lo tiene, lo busca, intenta conseguirlo. Siempre que pensamos en sentimientos positivos, en chistes buenos, nos llenamos, y sentimos que la vida merece la pena vivirla.

CHISTE MALO

La tristeza, la decepción, el odio, la mentira… También hay cientos de sentimientos negativos. Todos ellos nos han hecho llorar alguna vez, y si no, ya lo harán. Parece que no se quedan tranquilos hasta que lo consiguen. A todos alguna vez nos han decepcionado, o nos han mentido, y eso no nos gusta, y nos hace estar tristes; es entonces cuando aparece la tristeza. La tristeza es otro de los sentimientos más populares, al igual que el odio. Pero la tristeza más. ¿Que por qué? Porque todos hemos estado tristes alguna vez, aunque sea por tonterías, pero alguna vez lo hemos sentido; un niño se siente triste cuando le quitan una piruleta, o un juguete, porque es algo que él valora más que a otra cosa. Poco a poco, vamos creciendo, y nos vamos dando cuenta de que la vida no se termina en una piruleta o un juguete, no. La vida es muy dura en algunas ocasiones, y eso nos hace llorar, o sentirnos mal, cómo no. Cuando estamos tristes, cuando pensamos en un chiste malo, sentimos que la vida es una mierda.


     Y bien, ¿no pensáis que hay que saber la existencia de ambos chistes? Es decir, hay que pensar en la vida como algo que abarca cosas buenas y malas. Como decía al principio, es mejor saber de la existencia de los sentimientos malos, o negativos, porque si pensamos que la vida es un camino de rosas, de repente podemos encontrarnos con las espinas. Piénsalo bien.

4 comentarios:

María =) dijo...

Patrii!!
aunque nunca te haya comentado si que he puesto mi opinion en lo de guaym, interesante.. en muchas ocasuones en tu blog. Y bueno hoy vi algo en el texto que me llamo la atención si eso que dices de luchar por quien luche por ti es genial y todo, pero aveces hay que arriesgar y lo digo por experiencia aveces es mejor seguir luchando aunque te traten como una mierda, porque quizas como en mi caso después de tanto pelear consigas una GRAN recompensa, nose piensalo, aveces es bueno luchar aunque el otro no luche =)
(huy que largo el coment..jaja sorry un beso guapaa =D)

Patricia dijo...

Sí, si estoy de acuerdo contigo, pero no me refiero a eso. Quiero decir, puedes luchar por alguien que te trate como una mierda, si te ves con fuerzas para hacerlo, pero luchar por alguien que no lucha por ti, es diferente, no sé. Porque, que no luche por ti, no quiere decir que te trate como una mierda :)
<3

Tamara dijo...

Al final petaré esto con comentarios, pero no puedo evitarlo jajaja. Bueno, pienso lo mismo que dijo anteriormente María. Hay gente por la que no merece la pena luchar, y hay gente por la que si, aunque no luchen por ti..
Así de simple. Lo demás lo dijo María :).

Patricia dijo...

jaja no te preocupes, me encanta que la gente comente mis entradas :)