#01.


Ya es la hora. Sale de clase con la esperanza de encontrarla sentada junto al árbol, con algún libro o con los auriculares puestos, como casi siempre. Camina nervioso por el pasillo. ¿Qué ocurrirá? ¿Le dirá algo? Él nunca había tenido algo así, algo serio con una chica. Siempre había sido un capullo, iba de flor en flor, estaba cada día con una. Y no le gustaba esa vida, pero se divertía, que era lo que importaba. Sin embargo, esta chica le había cambiado la vida. Había trastocado sus ideales, sus costumbres. Ella no era como todas las otras chicas con las que había estado. Nunca se le pasó por la cabeza que llegaría a gustarle alguien así, no era el tipo de chica con la que siempre había soñado. Era todo lo contrario. En cambio, es la primera vez que se ha enamorado.
Sigue caminando por el pasillo, esta vez pensativo. Y se le escapa una sonrisa, al pensar en su pelo castaño. ¿Cómo le puede gustar tanto? Suspira. Él siempre ha ido de chulo por la vida, caminando con aires de superioridad por los pasillos del instituto, por la calle, e incluso por su casa. Se metía con todo el que podía, en todas las peleas. Eso le divertía. Pero ya no. Desde que ella está con él, se ha convertido en alguien totalmente diferente.
Está llegando a la puerta que da a la calle. Siente el corazón en la garganta, y esas mariposas en la barriga de las que tanto ha oído hablar. ¿Estará enamorado? Qué pregunta más estúpida, claro que lo está. Si no, ¿cómo iba a sentir todo eso? 
Llega por fin a la puerta. Respira hondo, y la abre. Ahí está ella, como de costumbre, sentada junto a ese inmenso árbol. Qué pena no tener una cámara a mano. Al verla, sonríe. Es preciosa. Tiene un libro entre las manos. ¿Qué hace? ¿Se acerca? Quizá la molestaría, no quiere interrumpir lo que sea que esté leyendo. Baja las escaleras, sin dejar de mirarla. Le encanta cómo le quedan esos vaqueros, y esa sudadera color beige que resalta el marrón de sus ojos. Decidido, se acercará, aunque sólo sea para preguntarle cómo le fue el día. Ella le mira, y él se da cuenta. Se sonroja, pero sonríe. Nunca habría imaginado una vida con ella. ¿Cómo sería estar juntos para siempre?

12 comentarios:

Campanilla dijo...

Pues seguro que sería maravilloso estar juntos para siempre, porque donde hay amor.... Besos

Anónimo dijo...

Vales para escritora :)
Mucho Ánimo!

Lucia Ruiz dijo...

Lo escribiste vos? Es muy bueno! Segui escribiendo, suerte.

Patricia dijo...

Sí, lo he escrito yo, si les gusta a mis seguidores, será el principio de una novela juvenil, así que, ¡A COMENTAR! :)
Muchas gracias, un besote enorme! <3

Marta :) dijo...

Ohhhhhhhhhhhhh que liindo!!
me ha gustado un montón!! :)
=)))))
Un beso y que sigas escribiendo porque veo que lo haces de maravilla!
Te pasarías por mi blog??
http://meriimart.blogspot.com/
Gracias.

Nerea%&# dijo...

Patricia, soy Nerea no se si te acordarás de mi una amiga de tu prima... Tía es precioso, no , preciosisisimo. Y como no sigas escribiendo esta novela juvenil , es que eres tonta, porque está genial. Así que sigue hacia delante guapisíma. Un beso.

Miri (: dijo...

Falto yo x comentar muajaj, pues eso tia q me encantaaa y que sigas escribiendo algo mas que tiene un ganxoo buuuf jiji (L)

Miri dijo...

Me gusta el blog te sigo =)
Aqui te dejo el mio:
http://tododecorazon.blogspot.com/

Eri55 dijo...

¡Ya soy seguidora! ¡Me encanta el blog! Porfavor pasate por:
http://quieresentrarenmidiario.blogspot.com/

PatiSiré dijo...

Una vida asi seria lo mas bonito del mundo.
Como el amor que un dia pareció imposible y absurdo puede llegar a triunfar con solo una mirada, y cambiar a una persona...
Una historia preciosa enserio ♥
Pasate por mi blog!

Zule Paz dijo...

y que pasa¿? , como continua... Quiero saber más !

Ramon Lortzing dijo...

Muerome.