La odio.

Más sola que nunca. TE QUIERO, mejor amigo.


¿Sabéis la impotencia que se siente cuando alguien a quien quieres, y a quien has ayudado, te ignora? Inimaginable. Impotencia, odio, rabia.. Todo se junta. Es un sentimiento horrible, porque pasas de ser la persona más feliz del mundo, a la más infeliz. Es lo peor que te puede pasar. Mi mejor amigo. Casi podría decir, que mi vida entera, porque sin dudarlo, daría mi vida por él. Es mi amigo, ¿acaso tú no lo harías? Pues, de un día para otro, distancia. Distancia, porque hay otra tía, que le cae mejor. Ni te dice hola, al comenzar una conversación, ni te pregunta qué tal el día. Te habla de ella, sólo de ella. De ella, y de que la quiere ver, de que es la persona más simpática de todo el universo, de que es genial, que es monísima. ¿Celos? Por supuesto que sí, pero no de ella. Celos, porque no puedes hacer nada. Impotencia, es la palabra que mejor lo define, no hay otra. Esto hace que te hundas. ¿Por qué? Porque tú lo has dado todo por tu MEJOR AMIGO, absolutamente todo. Has dejado atrás cosas que para ti tenían mucho valor, sólo para intentar que él fuera feliz. Y sí, puede que lo hayas conseguido, pero te has quedado sola. En realidad le tienes, pero como si no le tuvieras, porque ahora, está ella.

2 comentarios:

tito dijo...

me a encantadooo¡¡¡¡¡ pero por desgraciaa los amigosss no existen tenemos millones de conocidoss¡¡ pero.... la vida te enseña a saber valorar otro tipo de cosas , yo creo fielmente que el verdadero amigo de una persona es uno mismoo. es el que aconseja , valora, ayuda.... ect.
un blog muy chulooo me a gustado uchooo

Patricia dijo...

Muchas gracias :)
Sí, la verdad es que no se puede confíar en quien crees que sí, al fin y al cabo.
Espero que sigas pasando por mi blog, muac ;)