Muero por orgullo.


ELLA. Tenía una vida, si, la tenía. Ahora no tiene nada. Tenía una meta, un dulce camino que no iba a recorrer sola, también tenia compañía, en su cama había alguien cada mañana, ella tenía miedo al compromiso, nunca prometió nada.
ELLA. Conoció a otro. Vio que teniendo todo no era feliz y todo lo que tenia se redujo a nada. ELLA solo lo necesitaba a él. Descubrió que lo único que quería era verle cada noche y despedirlo al amanecer con la certeza de que al caer la luna volverían a encontrarse. Quería pasar las noches en su regazo, beber wishky barato acompañado de su muy cara compañía, de sus valoradas miradas y encuentros jamás descriptibles. Ella una madrugada prometió esperarlo, con él acepto tal reto. Quería todas sus noches, sus caricias, sus ganas de vivir. Ansiaba su querer. Sabía que un día todas esas veladas llegarían a su fin y seguirían de forma independiente cada uno en su lugar, pero siempre supo que ambos se recordarían, por eso lo hizo, por eso dejó todo atrás, por perseguir un sueño, por esperarlo a él. Porque  apareció gracias a la magia que los cruzó en un mismo lugar, porque encuentros raros están marcados por la gracia del destino. ELLA tenía la certeza desde la primera vez que lo vio que él era el suyo, tenía la certeza de que cuando lo volviese a ver el año próximo se daría cuenta de todo lo que le había echado de menos. Porque en ese feo mundo que había perdido la cabeza a ellos les retaba su belleza. Podía decirle que le quería en veinte frases o darle un beso que lo resumiese. Querían fugarse, hacer que el mundo los olvidase, que nadie opinase acerca de lo incorrecto de su relación que ya era lo suficiente polémica. Querían huir de la policía si era necesario, de madres preocupadas y abuelas conservadoras. Volar, tener celos del viento que agita su pelo. Emborracharse cada noche y reír hasta que una sabana los arrope en una fría madrugada. No querían tener una cuenta atrás cada vez que se veían. Querían una eternidad por delante.

Y tú lo sabes, y sabes que soy tuyo aunque a veces no me hables y yo muera por orgullo. Solo con mirarte ya te intuyo, es de estar sin ti de lo que huyo.

8 comentarios:

Miriam dijo...

Me gusta tu blog, te voy a seguir:)
Te podías pasar tu también por el mio y decirme que te parece?:)
http://laberintodepalabras-ldp.blogspot.com/
Gracias^^
Miriam-Laberinto De Palabras.

Patricia dijo...

Gracias! (:
Ahora me paso, un besito (L)

Anónimo dijo...

Buenas! No te conozco, pero me parece un buen blog, aunque un poquito ñoño para mi...(soy algo más heavy xD) No tengo ahora un blog que mostrarte, pues mi tiempo no me lo permite, pero...
En fín, que me gusta!

Besos,
The Scarlett Rose

Ale . dijo...

Qué bonito blog tenés, y me gusta lo que escribís.
Un besito

intheskywithdiaamonds.blogspot.com

Delirios de Muñekita CaT dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes munekitacat@gmail.com

besos

Catherine

MENCHU SÁNCHEZ GARCÍA dijo...

Me gusta tu bloog!
Te dejo el mio: http://malibublue.blogspot.com/ pasate y si te gusta sigueme :D
Besoooos♥

Ainoa dijo...

Hola, es cierto que muchas veces quedamos atrapados en una espiral de tiempo y orgullo. Quizá te guste mi blog, páate si tienes tiempo.

http://andandosindetenerme.blogspot.com/

Un saludo.

Tu piel de sol dijo...

Ya nos leeremos las letras..